25N, contra la violencia de género

A lo largo del año FSC-CCOO lucha por prevenir la violencia contra las mujeres, sin embargo, hay fechas especiales como la del 25 de noviembre en la que los esfuerzos se duplican. En este caso, la fecha viene precedida de una agudización del machismo, pero también de una fuerte reacción feminista.

Imagen

La apertura parcial de dos nuevos centros penitenciarios, Ceuta y Archidona, dentro del Plan de Amortización de centros, ha agravado notablemente la situación de falta de personal que padecen endémicamente las prisiones españolas. Desde el inicio de la crisis hay numerosas infraestructuras finalizadas y/o en construcción, sin dotación suficiente de personal para ellas.

Imagen

Se eligió como vicepresidente del Comité a José Antonio Herráez, actual secretario general de la Sección Sindical Estatal de Iberia-CCOO.

Imagen

El sindicato exige que se abra un espacio de negociación concreto, claro y con compromisos, para poder avanzar en la recuperación de los derechos arrebatados a tres millones de empleadas y empleados públicos.

Valorarán llevar a cabo movilizaciones los días 17, 18 y 19 de diciembre, coincidiendo con las jornadas de voto en urna que, como parte del proceso electoral al Parlament de Catalunya, se desarrollarán en las diferentes representaciones y consulados en el exterior.

Imagen

Desde el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género son un momento para unir esfuerzos y adelantar acciones que contribuyan a terminar el flagelo que representa la violencia contra las mujeres y las niñas alrededor del mundo.

Imagen

La Administración concursal ha iniciado la primera fase de despidos, previstos para diciembre, que finalmente afectará a 469 trabajadores, el 21% de la plantilla. CCOO muestra su rechazo y recuerda que la compra por parte de Correos o de otro operador es posible y viable y ha vuelto demandar la implicación del Gobierno para evitar un cierre que afectaría a más de 2.000 personas.

Más noticias

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Opinión

Incendio en un bazar chino en Pumarín, Oviedo

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero pone de manifiesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno y la necesidad de descontaminar los equipos de protección para minimizar los riesgos de esta profesión.

Repensar el sindicato

#ReclamacionTemporales

#ReclamacionTemporales

Documentos

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

17.02.2017

CCOO exige la inclusión de los bomberos en el registro de trabajadores expuestos al amianto

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO considera imprescindible el reconocimiento urgente de la exposición de los bomberos al amianto para desarrollar protocolos de actuación durante las intervenciones que minimicen y protejan de este riesgo a estos profesionales, pero también es necesario que sean incluidos en el Registro de Trabajadores Expuestos al Amianto previsto en el PIVISTEA (Programa de Vigilancia de la Salud de los Trabajadores que han estado Expuestos al Amianto) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, lo que permitiría que se les aplicase el Protocolo de Vigilancia de la Salud específico del amianto incluso una vez haya finalizado su vida laboral.

La presencia de amianto en el incendio del pasado 9 de febrero en el local comercial de la avenida de Pumarín en Oviedo, procede de las placas de fibrocemento (uralita) de la cubierta y pone de nuevo de manifesto la exposición de los bomberos a este material cancerígeno, algo que no está recogido en las Evaluaciones de Riesgos de gran parte de los servicios de extinción de incendios de España. Los millones de toneladas de amianto instalado en edificios hacen que cualquier intervención en estructuras construidas con antelación a 2001, fecha de la prohibición del amianto en España, sea susceptible de riesgo de exposición para estos profesionales.

Es el propio Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales del Principado de Asturias quien ha declarado la zona del incendio “zona contaminada”.

Al mismo tiempo desde CCOO exigimos se tomen las medidas oportunas para descontaminar los equipos de protección de los bomberos que han intervenido en la extinción de dicho incendio, al haber estado expuestos directamente al amianto, a los humos y a las sustancias químicas que se desprenden.

CCOO demanda que se adopten medidas concretas para minimizar los riesgos a los que se ven expuestos los profesionales que participan en la extinción de incendios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.