Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO | 23 julio 2024.

El capital humano de Amazon y su función en la nueva era tecnológica

    El conflicto por el traslado de 800 personas del centro de Martorelles a Zaragoza esconde en realidad un ERE encubierto en el que la empresa quiere ahorrarse indemnizaciones.

    06/02/2023. Anabel Martin, miembro de la Comisión Negociadora del traslado de BCN2
    Huelga en Amazon

    Huelga en Amazon

    El hub logístico de Barcelona ubicado en Martorelles (BCN2) cierra sus puertas el próximo 22 de abril. Así nos lo anunció la dirección del centro de BCN2 a los representantes de personal, el pasado 11 de enero, durante una reunión ordinaria del comité de empresa.

    BCN2 es el único centro Cross-Dock en España. Los centros Cross-Dock suponen una tipología de entre las múltiples operativas que la compañía desarrolla. Estas bases son cruciales en la estrategia logística de Amazon. Recepcionan las mercancías de los proveedores para después distribuirlas a sus propios almacenes en un amplio territorio colindante.

    El centro en cuestión inició su actividad en 2017, ha evolucionado tecnológicamente hasta la fecha y ha alcanzado logros relevantes en el desarrollo de la robótica instalada y su producción. Sin embargo, la tecnología evoluciona a un ritmo desmedido que, en manos de una empresa como Amazon y sus recursos prácticamente ilimitados, supone un alto riesgo para el trabajo más manual. 

    Tanto es así que con la próxima apertura en Zaragoza ZAZ1 (próximo Cross-Dock español) la empresa pretende sustituir el centro logístico de BCN2, con prácticamente el mismo número de empleados, pero alegando un mayor avance tecnológico que, según dice, aunque no acredita, puede llegar a mejorar el rendimiento productivo.

    Este movimiento por parte de la compañía afecta a más de 800 personas trabajadoras. El pasado 19 de enero se constituyó la comisión negociadora para abordar lo que la empresa plantea como un “traslado”, a lo que los sindicatos hemos contestado desde el primer momento que se trata de un “despido colectivo encubierto”, además muy alineado con las recientes noticias en las que Amazon anunció 18.000 despidos. 

    Hasta la fecha, la compañía nos ha ofrecido compensaciones económicas por traslado que ni siquiera cumplen con el mínimo legal establecido en la legislación vigente. Ofrecieron, por supuesto, trabajo para toda la plantilla en la nueva planta y en otra futura apertura en Girona BCN4, sin embargo, no se habrían contemplado puestos de trabajo en la provincia de Barcelona de no ser por la solicitud expresa de la representación legal de las personas trabajadoras.

    Este 31 de enero, la comisión negociadora y la empresa nos hemos reunido por cuarta vez sin sacar conclusiones sustanciales. La comisión sigue a la espera del análisis completo, en el que la dirección del centro está trabajando, para cuantificar las vacantes reales en el territorio catalán. Todavía no se ha recibido por parte de la empresa una propuesta concreta sobre cuantías indemnizatorias ni compensaciones para los que no tienen la posibilidad de reubicarse. Tampoco se han acordado las condiciones definitivas de traslado, pues el foco de la negociación hasta ahora se ha centrado en mantener el empleo. 

    Ante esta situación, los y las representantes hemos solicitado en reiteradas ocasiones prorrogar el periodo de consultas para alcanzar el mejor acuerdo. La compañía, por su lado, no lo ve necesario por el momento, una muestra más de la falta de preocupación por el capital humano en la política de Amazon.

    ZAZ1, ubicado en La Plaza (Zaragoza), cuenta con 60.000 metros cuadrados frente a los 30.000 de BCN2. Según Amazon, es un centro provisto de tecnología más avanzada, capaz de duplicar la producción con un número similar de puestos de trabajo respecto a la delegación barcelonesa, además de rebajar sus costes salariales (el convenio colectivo de Zaragoza recoge unos salarios más bajos que los de Barcelona). 

    Definitivamente es conveniente para Amazon plantearlo como un traslado, pues desde el punto de vista de la compañía resulta más económico que un despido colectivo. Pero considerando el impacto en las vidas de las personas afectadas y sus familiares, ¿realmente creen que ante el despropósito de las ofertas económicas por traslado y la ‘no propuesta’, desde un inicio, de reubicación en los centros más próximos, son dignos de calificarse como un traslado? Más bien es una clara invitación a irte de la compañía por la puerta de atrás y de la forma más barata.

    El reemplazo de BCN2 por ZAZ1 representa un claro ejemplo de las prácticas abusivas del gigante tecnológico y de su intención de recortar en capital humano.

    La alternativa por parte de la empresa respecto a BCN4 viene a ser más de lo mismo, ya que pese a sus siglas, ni siquiera se encuentra dentro de la provincia de Barcelona. BCN4 (Figueres, Girona) cuenta con 175.000 metros cuadrados, en un enclave geográfico cercano a Francia y con un convenio colectivo y un suelo más económico respecto a la provincia barcelonesa. ¿Que absorberá esta vez? ¿Mercado del sur de Francia, mercado de Barcelona o ambos?

    Considerando lo que está pasando, ¿cuál es el futuro de los empleados y las empleadas de Amazon? Sabemos que:

    • Amazon siempre va a requerir una operativa más eficiente y menos “problemática”.
    • El desarrollo de robots, la tecnología y la inteligencia artificial, siempre será más avanzada (Ej: Robots Boston Dynamics y ChatopenAI).

    Entonces, ¿cuánto falta hasta que Amazon empiece a sustituir las personas por máquinas? El liberalismo económico crece en torno a la utilización de la tecnología siempre más avanzada.

    Amazon no es una empresa cualquiera, se instala en un país con el compromiso de generar miles de puestos de trabajo, pero por cada uno de estos se presupone que se perderán otros 3.  Y este no es el único problema. Las estrategias de evasión fiscal como el "doble irlandés” o el "sándwich holandés".  Esto significa, que aparte de restar empleabilidad a las PYMES, logra precarizar el empleo y pagar menos impuestos frente al trabajo tradicional.

    ¿Qué pasará si no definimos YA el límite en las condiciones de las personas trabajadoras?

    Disminuirán los salarios, quebrarán pequeñas y medianas empresas, Amazon incrementará su influencia para direccionar la legislación a su favor, y materializará un porvenir de almacenes desprovistos de recursos humanos y boyantes en tecnología.

    Ahora es el momento de actuar antes del declive laboral y la inminente automatización, antes de que sea tarde y las instituciones no puedan actuar. 

    Por esto es necesario una movilización general y europea para que los trabajadores tomen conciencia de lo que está ocurriendo y empiecen a reivindicar sus propios derechos y los derechos de los países de mantenerse con una población sana y no en pueblos sin rescate.

    Aludiendo a nuestro emblema, máximo apoyo a mis “espartanos” de Amazon.

    #BCN2ENLUCHA