Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO | 23 julio 2024.

"La (Des)Unión Europea"

    El caso Ferrovial es una muestra más de la "(Des)Unión Europea" que el sector del Mar de FSC-CCOO lleva décadas denunciando.

    18/04/2023. Cristian Castaño, responsable de Marina Mercante del sector del Mar de FSC-CCOO.
    Unión Europea

    Unión Europea

    El pasado 13 de abril conocíamos el desenlace que tuvo en vilo a este país tras el anuncio de Ferrovial a finales de febrero del traslado de su sede a los Países Bajos. Esta marcha, que no ha estado exenta de polémica entre el Gobierno de España y la empresa, fue avalada mayoritariamente por sus accionistas.

    Ante sucesos como este, desde el Sector del Mar de FSC-CCOO no podemos sustraernos al recuerdo de la huida que, en el pasado y presente, experimentan nuestros armadores al matricular sus buques en estados que actúan como pabellones de conveniencia dentro de la propia UE, para venir después a competir con ellos a nuestros puertos, en un juego que fomenta el dumping social y construye la nueva "(Des)Unión Europea".

    Las ventajas que todos estos estados dan a su bandera son ciertamente parecidas, como autorización a personas extranjeras para el control de sus buques mercantes, beneficios por la explotación del buque no sujetos a impuestos locales (el país recibe una tasa por registro y una tasa anual sobre el tonelaje), uso de tripulaciones extranjeras libremente permitido, y el hecho de que el país de matrícula no ostenta ni el poder real suficiente para imponer la aplicación de las reglamentaciones internacionales o gubernamentales, ni los servicios administrativos necesarios para ello, con lo cual, los buques apenas son controlados.

    Con la masificación en el uso de estas banderas, los armadores tiraron por la borda todo tipo de responsabilidad fiscal y laboral con las y los trabajadores y la sociedad, consiguiendo así mano de obra barata, sin derechos laborales ni garantías sindicales o de negociación colectiva. La Seguridad Social obligatoria para los diversos supuestos de enfermedad, accidente, jubilación maternidad, paternidad y desempleo… tampoco existe para las trabajadoras y trabajadores extranjeros que tripulan sus barcos en la legislación de estas banderas.

    Tampoco existe la contratación fija, ya que la relación laboral solo comprende el período de embarque y se extingue al desembarcar. Además, es posible repetir esta forma de contratación campaña tras campaña, sin que el personal adquiera nunca la condición de fijo. Esta temporalidad contractual conlleva a una ilimitada libertad para despedir sin indemnización.

    Las ventajas para los armadores sin "alma" también se reflejan en las tripulaciones: permiten tripular los barcos con la mínima dotación de personal, lo que en la práctica significa normalizar como ordinaria la semana laboral de 80 horas semanales.

    En definitiva, llevamos muchos años viendo ‘Ferroviales’ en la marina mercante y no nos vamos a sorprender por uno más. Ahora bien, lo que sí nos sorprendería es que se plantara cara a estas acciones y se trabajara por construir una Unión Europea en igualdad de condiciones. Desde CCOO, no nos cansaremos de denunciar estas malas prácticas y de seguir trabajando para mejorar las condiciones laborales de las y los trabajadores del mar.