Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO | 17 abril 2024.

Incendios forestales: se suman 12.000 hectáreas más que claman por la urgencia política de un estatuto básico que dignifique la profesión

    El sábado 20 de mayo ha quedado controlado el último gran incendio forestal registrado en la comarca de las Hurdes y la Sierra de Gata, con el nefasto resultado de unas 12.000 hectáreas quemadas el desalojo de 700 personas.

    22/05/2023.
    Unos bomberos extinguiendo un incendio

    Unos bomberos extinguiendo un incendio

    Aunque estamos más cerca que nunca de que se haga realidad el Estatuto Básico de Bomberos/as Forestales por el que CCOO se ha movilizado durante los últimos 8 años, el tiempo apremia para que esta norma llegue a ver la luz en el poco tiempo que resta de legislatura.

    Recientemente, ha finalizado el plazo de presentación de enmiendas al Proyecto de Ley Básica de Bomberas y Bomberos Forestales y se han hecho públicas las aportaciones que han realizado los distintos grupos parlamentarios.

    CCOO ha mantenido reuniones con diferentes grupos parlamentarios y gratamente podemos comprobar que casi la mitad de las enmiendas presentadas son producto de nuestras aportaciones, basadas en la realidad de los centros de trabajo, y del seguimiento cercano que venimos haciendo del proceso de tramitación de esta Ley.

    Debemos destacar las referidas al reconocimiento de las enfermedades profesionales, la limitación de los tiempos de trabajo, una adecuada y completa definición de funciones y competencias, una integración real en los sistemas de Protección Civil y una apuesta clara por un modelo de gestión público.

    Sin embargo, entre las 108 enmiendas articulares que se han registrado en las Cortes, observamos cómo algunos partidos han aprovechado para meter cuestiones de otra índole y que nada tienen que ver con las condiciones laborales ni con la gestión de los dispositivos de extinción de incendios forestales.

    Buscan beneficiar intereses económicos a través de la gestión privada de estos servicios y lo han plasmado de modo muy claro en las enmiendas que han presentado. Alguno incluso ha llegado a extremos tan llamativos como negar la influencia del cambio climático en el comportamiento de los incendios forestales, o negar la necesidad de mejorar el acceso de la mujer a una profesión enormemente masculinizada y un solo grupo presenta enmiendas contrarias a los intereses del colectivo.

    A pesar de estas enmiendas, la valoración general es positiva puesto que la mayoría de las que se han presentado mejoran el Proyecto de Ley y profundizan en resolver las condiciones laborales actuales y que venimos reclamando desde hace años.

    El objeto de esta ley es establecer un marco de regulación de las funciones, así como una modalidad de contratación específica como bomberos/as forestales, propias del personal que, en el ejercicio profesional, realice actividades de extinción de incendios forestales y, en su caso, complementariamente, actividades de prevención, detección, vigilancia, labores de información a la población, bajo la supervisión del superior responsable, así como de apoyo a las contingencias se produzcan en el medio natural y rural.

    La homogeneización de sus derechos y obligaciones, los medios de los que deben estar dotados, las medidas de seguridad y de coordinación de sus actuaciones (especialmente cuando trabajan en incendios fuera de su comunidad autónoma de adscripción) son todas materias sobre las que CCOO ha presentado enmiendas que buscan que el colectivo cuente con el suficiente grado de cohesión en su naturaleza, operatividad y régimen en todo el territorio nacional. Esto no tiene que suponer en ningún caso un menoscabo de las respectivas competencias autonómicas, sino establecer un marco común que se traduzca en una mayor eficiencia y eficacia de los medios y recursos que garantizan la seguridad medioambiental y de la ciudadanía.

    Mientras seguimos esperando que se haga realidad, durante lo que queda de legislatura, el Estatuto Básico, numerosas compañeras y compañeros de CCOO han conseguido negociar mejoras en sus condiciones laborales a través de Acuerdos Marcos que engloban tanto a la Administración Autonómica/Local como a las empresas concesionarias de la gestión de los servicios de prevención y extinción de incendios forestales.

    Un ejemplo es el acuerdo de convenio colectivo del Sector Empresas Adjudicatarias de los Servicios de Prevención Selvícola, Defensa del Medio Natural y Participaciones en Planes de Emergencia de la Comunidad Autónoma de Murcia, negociado por CCOO con la Asociación Empresarial de la Actividad de Prevención, Extinción de Incendios Forestales y otras Emergencias en el Medio Natural de la Región de Murcia (ASEIFMUR) en junio de 2022 y otros de similar condición, que han permitido una mejora en la estabilidad laboral y otras mejoras laborales fruto de la negociación colectiva. Hay que defender estos acuerdos día a día en los distintos comités de empresa y mejorar mediante la acción sindical y también política, en un momento crítico para revertir los efectos del cambio climático.

    Es momento de terminar con las diferentes modalidades de contratación del personal para la labor integral de gestión de los incendios forestales desde su prevención, detección y extinción. Reivindicamos la identificación única bajo el código 5932 del sistema nacional de clasificación de ocupaciones.

    Esperamos que el compromiso suscrito en el Acuerdo del Gobierno de Coalición firmado en diciembre de 2019 para que se hiciese realidad, durante la actual legislatura, la aprobación de una Ley de bomberos/as forestales en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil y la Ley de Montes no sufra más retrasos, porque nuestro patrimonio natural y las personas que se dejan las piel para defenderlo de las llamas así lo merecen.