Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO | 16 abril 2024.

La Fundación Abogados de Atocha premia a los operativos de extinción de incendios, entre ellos, los pertenecientes a FSC-CCOO

    Desde la Federación de Servicios a la Ciudadanía celebramos la entrega del premio anual Fundación Abogados de Atocha a los operativos de extinción de incendios, entre los que se encuentra el colectivo de bomberas y bomberos forestales y agentes forestales. 

    24/01/2023.
    Isidra Baides Boutureira, secretaria de Medioambiente, Igualdad y Movimientos Sociales, Alejandro Rodríguez, coordinador de Agentes Forestales y Medioambientales y Anxo Pernas, coordinador de bomberas forestales y bomberos forestales

    Isidra Baides Boutureira, secretaria de Medioambiente, Igualdad y Movimientos Sociales, Alejandro Rodríguez, coordinador de Agentes Forestales y Medioambientales y Anxo Pernas, coordinador de bomberas forestales y bomberos forestales

    La Fundación Abogados de Atocha ha premiado a los operativos de extinción de incendios, entre ellos, los pertenecientes a FSC-CCOO, con uno de sus galardones anuales, que se entregan este martes en el 46 aniversario del asesinato de los abogados de Atocha.

    Con este premio, la Fundación Abogados de Atocha pretende reconocer y homenajear su riguroso trabajo, pero también dar un toque de atención a la sociedad y a los poderes gubernamentales para su mejora, así como la necesidad de concienciar y educar a las nuevas generaciones en el cuidado del medio ambiente a través, y de forma especial, de la prevención.

    El reconocimiento de la Fundación Abogados de Atocha por el riguroso trabajo de los distintos colectivos que conforman los servicios de prevención y extinción de incendios llega en un momento político crucial y clave para que en este mandato se hagan realidad dos normativas básicas a nivel estatal que establezcan unos mínimos para estos colectivos.

    Ambas normas estuvieron a punto de salir adelante en 2018 pero su recorrido parlamentario se cortó tras el adelanto electoral fruto de la moción de censura y ambas forman parte del Acuerdo del Gobierno de Coalición entre UNIDAS PODEMOS y el PSOE, en el que se refleja el compromiso de sacar adelante un Estatuto Básico de Bomberos Forestales, en el marco del Sistema Nacional de Protección Civil, que reconozca las funciones propias de estos servicios en el medio natural y rural, y los aspectos de salud y prevención de riesgos laborales, así como las categorías profesionales y sus especificaciones de formación.

    El Anteproyecto de Ley Básica de Agentes Forestales y Medioambientales cumple con las reivindicaciones de CCOO, pero no ocurre lo mismo con el Anteproyecto de Ley Básica de Bomberos Forestales salido del Consejo de Ministros el pasado 21 de noviembre de 2022 y al que las tres organizaciones sindicales en unidad de acción (CCOO, UGT y CSIF) han contestado mediante un documento que ha servido también de base para las alegaciones presentadas ante el mismo.A juicio de CCOO, el texto se queda en una declaración de intenciones sin un contenido que obligue a las distintas Administraciones a plantear cambios de las condiciones que sufren las bomberas y los bomberos forestales.

    Así, no se menciona el marco normativo de aplicación en ninguno de sus artículos y evita mencionar la realidad existente en la normativa sobre Protección Civil donde se incluyen las emergencias por incendios forestales.

    Tampoco se acota el sector de actividad -CNAE- al que se tienen que acoger las entidades que presten el servicio. Mantienen una incorrecta interpretación de lo que es la segunda actividad, y se confunde con lo que debe ser el derecho de los/as trabajadores/as a que se adopten adecuaciones de su puesto de trabajo cuando ya no se reúnen las condiciones para desarrollar el trabajo habitual, lo que supone un perjuicio para buena parte del colectivo que ha avanzado en esta materia.

    Para la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO es fundamental el reconocimiento del código 5932 del Catálogo Nacional de Ocupaciones para todas las personas que ejercen la actividad como vía para el reconocimiento de enfermedades profesionales, así como una correcta evaluación general de los riesgos de la actividad, y por tanto una posible asignación de coeficientes reductores a la edad de jubilación. 

    Se excluye el Real Decreto de Certificación Profesional específico para esta profesión y tampoco menciona la normativa en materia de cualificaciones profesionales existente para esta actividad y que es fundamental para enmarcar el sector de actividad de modo claro y clarificar la cuestión competencial.

    No existe ningún tipo de compromiso sobre estabilidad laboral del personal, aspecto este fundamental para el colectivo y para responder adecuadamente al problema de las labores preventivas tan necesarias. 

    Más sangrante aún es plantear en la “Disposición final primera” que se cree un reglamento específico para el personal que presta servicios de prevención y extinción de incendios forestales. 

    Esto solo puede servir para crear mayor laxitud en la aplicación de medidas de seguridad en el trabajo y en la correcta elaboración de protocolos de trabajo además de lo que pueda afectar a una correcta evaluación de riesgos. 

    Le hemos trasladado al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, nuestra disconformidad con el texto del Anteproyecto de Ley y seguiremos buscando los apoyos necesarios para reconducir la situación y tratar de conseguir un mínimo de compromiso que suponga un cambio real de las condiciones de trabajo de las bomberas y los bomberos forestales.

    CCOO exige un marco que regule la profesión de quienes están enfrentándose a la emergencia que suponen los graves incendios forestales que han asolado casi 300.000 hectáreas durante el año 2022.