CCOO denuncia a la Policía por incumplir las medidas de protección frente a la Covid-19

    El sindicato ha presentado 38 escritos ante la Inspección de Trabajo, en los que expone la falta de medidas para la prevención de contagios, y ha lamentado que un organismo que interpone sanciones por incumplir la normativa no adopte las resoluciones aprobadas.

    28/07/2020.
    Policía Nacional

    Policía Nacional

    CCOO ha anunciado este martes la interposición de 38 denuncias ante la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social, por los incumplimientos de las medidas de prevención frente a la Covid-19 detectados en las unidades dependientes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

    “Además de falta de mascarillas o hidrogeles, en la mayor parte de oficinas de expedición de DNI, pasaportes o NIE no se aplican las medidas recogidas en las resoluciones de la Secretaría de Estado de Política Territorial y Función Pública para evitar la exposición a la Covid-19”, lamenta Fernando García, secretario general de FSC-CCOO en el Ministerio del Interior. “Hemos pasado el estado de alarma y las fases de la transición comunicando y reiterado estas incidencias, y nos hemos visto obligados a denunciar estos hechos por la inacción de la Dirección General de la Policía para proteger la seguridad y la salud de las empleadas públicas, los empleados públicos y la ciudadanía que asiste a requerir la prestación de servicios públicos”.

    El sindicato hace referencia a la no limitación de aforo, la falta de señalización de recorridos de entrada y salida, o la ausencia de mamparas cuando no existe distancia de seguridad entre los puestos de atención al público, entre otros incumplimientos. “Hay unidades que atienden cada día a 460 personas, que permanecen al menos 15 minutos para la expedición de su documentación, además del tiempo de espera entre la hora de llegada y la de la cita”, expone García. “Se supera ampliamente el aforo, y la única respuesta que recibimos de la Policía es que para eso están las mamparas”.

    La Brigada Provincial de Extranjería de Madrid -en el Complejo Policial de Aluche- es uno de los ejemplos más llamativos a este respecto. “Miles de personas que acuden a diario para obtener su documentación se concentran allí, formando en la calle colas kilométricas de espera, sin guardar la distancia de seguridad y con un sistema de citas previas totalmente colapsado, convirtiendo este edificio en un espacio en el que urge revisar las medidas de prevención”, recalca García.

    Estos incumplimientos reiterados han llevado al sindicato a interponer casi 40 denuncias ante la Inspección de Trabajo. “Cuando no funciona el diálogo, no queda otro remedio que acudir a mecanismos de arbitraje, como nos hemos visto obligados a hacer en este caso”. Así, el pasado martes 14 de julio, la Inspección convocaba a las partes para que la Policía entregase al sindicato la documentación requerida respecto de la prevención, e instaba al cumplimiento de las medidas como paso previo a un requerimiento.

    “Esperamos que estos avisos vengan a reconducir las actuaciones de la Policía en materia de prevención de riesgos laborales, especialmente en aquellos aspectos relacionados con la protección frente a la Covid-19”, insiste García. Recuerda otros incumplimientos de las medidas decretadas por el Gobierno, como la necesidad de cita previa para toda la atención al público presencial. “Se está haciendo una interpretación por parte de la Policía en el sentido de que para la documentación hace falta cita previa, pero para información, actualización de firmas digitales, obtención de certificados o compulsas, no resulta necesaria, cuando la interacción es la misma y por tanto existe el mismo riesgo de contagio”.

    CCOO lamenta el ejemplo que supone que uno de los organismos que ha estado sancionando por incumplimientos de las restricciones, se consolide como un incumplidor en materia de prevención. “Ha sido curioso que la Dirección General de la Policía haya multado a quien no presentaba un documento acreditativo de que su desplazamiento era por motivos laborales, al tiempo que se negaba a realizar estas mismas acreditaciones para su propio personal, indicando que trabajar en el organismo era suficiente para ser considerado servicio esencial”. Destaca, como otro ejemplo de la falta de compromiso de la Policía con la salud laboral, la ausencia de información del ámbito que se ha venido evidenciando desde marzo en las sucesivas reuniones con Función Pública para el seguimiento de la incidencia de la Covid-19 en la Administración del Estado.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.