Turismo, transporte, ocio y cultura tras la pandemia

    Es imperativo que se produzca un gran acuerdo de relanzamiento de todas las actividades económicas y productivas, un acuerdo de reconstrucción social y económica.

    18/06/2020. Pepe Fernández (secretario general de FSC-CCOO) - Juan del Campo (secretario de Empleo de FSC-CCOO)
    Banderas de CCOO en una manifestación

    Banderas de CCOO en una manifestación

    Vivimos desde hace meses una realidad nueva, que ni en la peor de nuestras pesadillas hubiéramos imaginado. Un virus está poniendo en jaque a todas las sociedades del mundo, con un coste demoledor de personas enfermas y fallecimientos, más de 27.000 en España. La pandemia ha sido algo imprevisto y ha supuesto una verdadera catástrofe laboral y económica para los sectores que atendemos sindicalmente.

    Dentro de este escenario, hemos identificado la afectación al desplome del turismo por razones sanitarias, en un sector que tiene una importancia estratégica en el empleo y que representa el 12% del PIB español, que constituye la principal industria nacional en un país que tiene una oferta inmejorable, el segundo del mundo en cuanto a recepción de turistas.

    Al comenzar la pandemia y extenderse, la primera actuación sindical fue poner a las personas por delante y defender su salud, primer paso antes que la economía, luego defender la viabilidad de país y demandar soluciones de protección para las trabajadoras y trabajadores.

    Las empresas del transporte, del ocio, el deporte, la cultura, agencias de viajes, alquiler de coches y otras dependientes, que la Federación organiza, con un volumen superior a 1,2 millón de trabajadoras y trabajadores, han sido puestas en estado de suspensión de contratos, muy afectadas por los ERTEs y con su trabajo interrumpido.

    La seguridad de la gente trabajadora y de usuarios y usuarias ha sido un eje central de la intervención sindical, algo que hoy seguimos reclamando y vigilando. El transporte como servicio esencial juega un papel clave en el turismo, además del que tienen el ocio, la cultura y los deportes que complementan actividades necesarias para el consumo turístico, tanto de la población española como de la foránea.

    Los operadores de transporte públicos y privados, en sus diferentes modalidades, han quedado muy afectados por la ausencia de turistas, lo que requiere esfuerzos en ayudas y planes concretos para reactivar el ferrocarril, las líneas aéreas, los cruceros o el transporte de viajeros discrecional. Durante semanas se ha mantenido un encendido debate sobre la ocupación en los transportes, en la que hemos destacado la importancia de la seguridad de viajeros y viajeras, así como de trabajadores y trabajadoras.

    CCOO ha venido exigiendo medidas de protección, participación gubernamental y paralización de los procesos liberalizadores impuestos desde la UE, para que las empresas españolas pudieran mejorar su situación, adquirir músculo y poder mejorar su posición en esos procesos.

    Cielo único europeo, espacio marítimo europeo, planes para el espacio único ferroviario en la UE con la liberación del transporte ferroviario, de las actividades de estiba y barcos con doble bandera, son aspectos que deben revisarser hoy a la luz de la situación creada por el covid-19.

    La actuación de las administraciones es esencial en este escenario, son impulsoras de las medidas necesarias para recuperar actividad, proteger el empleo y actuar para la prestación de estos servicios bajo distintas modalidades de contratación pública que garanticen la viabilidad de las actividades y las condiciones laborales de las personas trabajadoras que los prestan.

    Venimos desde hace años exigiendo la mejora continuada de la calidad de la prestación del transporte, la industria cultural y de ocio, alejadas del dumping social, del intrusismo que no contribuye a una buena prestación y gestión, con lo que es necesaria una nueva regulación orientada a la calidad y la mejor prestación laboral.

    Tenemos propuestas inmediatas para remontar la crisis derivada de la pandemia, que presentamos en el documento suscrito por las dos organizaciones sectoriales de CCOO y que hemos denominado 'Turismo 20-20', un documento orientado a la viabilidad presente y futura del sector turístico y todos sus componentes.

    En el corto plazo exigimos la viabilidad, sostenimiento y recuperación del sector turístico, lo que hace imprescindible el cumplimiento estricto de los protocolos sanitarios y de protección de la salud de las personas que se han acordado con el Gobierno, con el objetivo de dar seguridad a todas las personas: trabajadoras y usuarias.

    Reclamamos que la negociación colectiva en las empresas y sectores sea un eje imprescindible de vertebración y encuentro de actuaciones entre el empresariado y las plantillas, en la redefinición de la actividad turística en toda su dimensión y que abarca a todos los modos de prestación de servicios.

    Estamos demandando la creación de un espacio de interlocución y puesta en común de experiencias: observatorios a todos los niveles administrativos, implicación de todas las administraciones y su coordinación/participación con los agentes sociales.

    La digitalización es un elemento esencial en el presente y cobrará más importancia en el futuro inmediato, en todo lo relativo a planificación, gestión, control y renovación productiva, en todas las esferas y sectores que actúan en la industria turística, complementándose con la formación y recualificación de las plantillas.

    CCOO exige el mantenimiento del empleo en relación directa con las medidas económicas hacia las empresas y las fiscales que se implementen, es un objetivo clave e irrenunciable.

    Medidas urgentes e inaplazables

    Constitución de mesas de seguimiento específicas con participación sindical en cada modo (aéreo, ferroviario, mar y carretera), con la estimación del personal del transporte como colectivo de alto riesgo y con protección de medidas especiales y adecuadas.

    Exigimos que las ayudas que vayan a los sectores aéreo y marítimo no sean distribuidas a aquellas empresas que usan las banderas de conveniencia, por lo que deben auditarse para terminar con las transferencias de recursos públicos hacia empresas insolidarias que fomentan prácticas de nula corresponsabilidad social.

    Es imprescindible la paralización de los procesos de liberalización y del reforzamiento de las compañías españolas para evitar su subalternidad con respecto de otras europeas que están asistidas y bien financiadas por sus gobiernos. Hay que posicionar las empresas españolas para la competencia y la liberalización.

    Debe constituirse un fondo de ayuda financiado a través de dotaciones extraordinarias de las sociedades de gestión de derechos de propiedad intelectual, para atender a las necesidades de artistas y personal técnico, y constituir además una mesa sectorial para el empleo y los ajustes en el sector de las artes escénicas.

    Una mirada al futuro

    La Comisión Europea en su comunicación de 13/05/2020 NUEVOS HORIZONTES: HACIA UN FUTURO SOSTENIBLE, decía que nuestra ambición común debe ser mantener a Europa como primer destino turístico mundial en términos de valor, calidad, sostenibilidad e innovación, lo que compartimos desde CCOO.

    Una sostenibilidad que contribuye a alcanzar tanto el Pacto Verde Europeo como unas comunidades sólidas. Transporte asequible, más sostenible, conectividad mejorada, sostenibilidad del modelo turístico en una cuádruple acepción: económica, social, laboral y medioambiental. La aportación de fondos públicos, ayudas y subvenciones deben vincularse expresamente a este cambio estructural de modelo y de paradigma.

    La movilidad y el transporte sostenible requiere de cambios en las infraestructuras y en su modernización, lo que hace necesario que la intermodalidad y la conexión de los diferentes modos de transporte sean la columna vertebral en el diseño de medidas en nuestro país, por lo que es imprescindible como elemento estratégico esencial que el Estado controle las infraestructuras como son las aeroportuarias, autopistas, ferroviarias o los puertos.

    La pandemia ha puesto de manifiesto la fragilidad de nuestro sistema económico y productivo, afectando a todas las actividades económicas, laborales y sociales.

    Es imperativo que se produzca un gran acuerdo de relanzamiento de todas las actividades económicas y productivas, un acuerdo de reconstrucción social y económica en todos los sectores, con la participación de todas las fuerzas políticas, empresariales y sindicales en un nuevo régimen de concertación.

    Las administraciones públicas juegan un papel clave en la reconstrucción del país, deben demandar la colaboración de todas las fuerzas y pilotar un gran cambio.

    Turismo, transportes, infraestructuras, industria, servicios públicos son los ejes imprescindibles de reconstrucción social, ese es nuestro compromiso sindical y político.

    Necesitamos una nueva cultura política que se fije en los acuerdos sociales, en el diálogo entre patronales y sindicatos que producen resultados concretos que benefician a la ciudadanía.

    Sostenibilidad, economía verde, empleo, reforzamiento de las mujeres como sujeto activo, mejora del clima político, nuevo país son objetivos sindicales de primer orden y FSC-CCOO está en esa hoja de ruta.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.