CCOO denuncia que la Junta de Andalucía desprotege a casi 200 trabajadores y trabajadoras de los metros andaluces

    Las medidas acordadas entre representantes y empresas para garantizar la seguridad ante el COVID-19 han sido eliminadas unilateralmente por el Gobierno autonómico, sin previo aviso, de madrugada y en colaboración con las empresas concesionarias.

    11/05/2020.
    Metro de Málaga

    Metro de Málaga

    La llegada de las nuevas fases de la desescalada ha llegado envuelta en una grave polémica en los metros andaluces en la que se ponen en riesgo tanto la salud de las y los trabajadores de las diferentes explotaciones en Málaga, Granada y Sevilla, como las relaciones laborales entre representantes y empresas, que han decidido unilateralmente rebajar las medidas de seguridad de las y los trabajadores, sin previo aviso y haciendo caso omiso de que esas medidas, ahora eliminadas, fueron consensuadas y acordadas entre todas las partes.

    Lo que ha generado más polémica es la eliminación de la zona más próxima a los puestos de conducción como zona segura para el personal laboral y que garantizaba el mínimo de distancia social recomendada por la OMS, el Ministerio de Sanidad e incluso la Consejería de Sanidad. La eliminación de esta medida ha sido entendida por las diferentes plantillas como un acto de desprotección de la salud de las y los trabajadores y un desprecio más, según indican, hacia la representación de los tres metropolitanos públicos dependientes de la Junta de Andalucía, donde en más de año y medio no ha habido interlocución.

    Desde el sindicato subrayamos que no es de recibo que el servicio público de trasporte ferroviario de la Junta de Andalucía -gestionado por tres empresas privadas, cuyas plantillas sufren una precariedad laboral generalizada, y se prodigan las malas formas por parte de las direcciones de estas empresas privadas y las imposiciones de protocolos que dejan tambaleando la estabilidad laboral-, tenga que soportar que el Gobierno autonómico se sume a seguir poniendo “piedras en las vías” a las ya tan debilitadas relaciones laborales y en este caso de una forma tan grave, jugando con la salud de sus plantillas y de sus familias.

    Es por ello que, desde CCOO, se exige a la Junta de Andalucía y a las tres empresas explotadoras, que rectifiquen y sigan manteniendo esta zona segura para las plantillas de los tres metros andaluces, al menos hasta que exista un remedio o vacuna para el COVID-19. Además exige que reflexione y garantice la seguridad y la salud de todas las plantillas y que prime la salud y la seguridad laboral por encima de intereses patronales, ya que para garantizar la movilidad y el distanciamiento social existen otros métodos que no atenten contra la salud y que incluso puedan ser generadores de empleo.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.