Mujeres pensionistas, candidatas a la pobreza

    Vivimos un momento de lucha para recuperar los derechos arrebatados que durante la crisis fueron saqueados, pero en ocasiones hay derechos que no han existido pues han sido los eternos olvidados, como es el caso de la igualdad entre hombre y mujeres y en concreto con la brecha salarial de las mujeres en las pensiones.

    13/06/2018. Carmen López López, Secretaría de las Mujeres de FSC-CCOO

    La igualdad entre hombre y mujeres requiere del esfuerzo de toda la sociedad, de la representación sindical en la negociación colectiva y especialmente de las personas que nos representan en el mundo de la política, pues son quienes al final hacen las leyes para transmitir la justicia y crear una sociedad más justa en igualdad.

    Son muchas las mujeres que hoy en día están en la pobreza por haberse dedicado a ser madres, esposas, hijas, hermanas, en definitiva por ser cuidadoras, empleo éste que nunca ha sido reconocido, sin derechos, sin contizar, pero sin el cual nuestro país no hubiera salido adelante. La falta de reconocimiento a las mujeres es la falta de reconocimiento a la mitad de la población, la ausencia de conciencia de quienes, dedicándose a la política, no lo han incorporado a sus propuestas para poder devolver a las mujeres su contribución al progreso y corregir esta perversión sobre el trabajo realizado por las mujeres.

    La brecha salarial también existe en la pensiones, siendo el 36,84% inferior la pensión media percibida por las mujeres a la percibida por los hombres. Es el resultado de dedicar una vida a cuidar de las personas y es la consecuencia de no haber cotizado a nuestro sistema de pensiones durante muchos años o en algunos casos en ningún momento, pero esta falta de cotización nada tiene que ver con la falta de trabajo, pues han sido muchos los empleos soterrados realizados por las mujeres a lo largo de su vida.

    No querer considerar empleo el trabajo doméstico que han realizado las mujeres, quienes en la mayoría de las ocasiones se han encargado de las tareas de los cuidados y de los trabajos parciales o de no contar en el desarrollo de nuestro país, de no ser importantes para el progreso es una cuestión que debería de indignar a toda la sociedad y que en la mayoría de los casos pasa desapercibida.

    Mucho trabajo por hacer, muchos derechos por recuperar, pero mucho más si eres mujer.

    Documentación asociada
    Documentación asociada

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.