Los interlocutores sociales del sector pesquero europeo preocupados por las restricciones de los desplazamientos para relevar las tripulaciones

    CCOO a través de las organizaciones sindicales internacionales en las que está presente enviamos una carta la directora de la DG MARE, Veronika Veits para denunciar las fuertes restricciones a la circulación de los pescadores, que se han vuelto tan problemáticas que muchos buques pesqueros se ven obligados a detener las operaciones de pesca en cuestión de días.

    02/04/2020.
    El amianto estaba muy presente en los antiguos barcos de pesca

    El amianto estaba muy presente en los antiguos barcos de pesca

    Los interlocutores sociales europeos Europeche, Cogeca y la Federación Europea de Transporte (ETF) en las que está la FSC-CCOO. Hemos pedido a la Directora General que intervenga ante las autoridades europeas y nacionales, urgentemente facilitar los cambios de tripulaciones y facilitar para el tránsito por las fronteras actualmente cerradas.

    Hacemos un llamamiento a las instituciones de la UE para que apoyen a la industria y a los trabajadores y trabajadoras ante los desafíos a los que se enfrentan. Deben tomarse medidas especiales con la mayor urgencia para garantizar que la industria pesquera pueda continuar suministrando alimentos en estos tiempos difíciles en la mayor medida posible.

    Los interlocutores sociales recomiendan las siguientes medidas:

    • Es fundamental que la industria pesquera se defina como un sector vital de la economía, siendo uno de los primeros eslabones importantes de la cadena alimentaria. Por lo tanto, los pescadores deben definirse como profesionales vitales y recibir especial consideración de las autoridades nacionales y de la UE.
    • Los interlocutores sociales alertan de los problemas de circulación de las tripulaciones de los buques pesqueros, ya que la pandemia actual ha causado fuertes restricciones a la circulación de personas. Es necesario que el viaje hacia y desde los buques pesqueros como los tránsitos fronterizos se faciliten para esos trabajadores esenciales, y por esta razón, la normativa debe ser flexible y ayudar a los pescadores a continuar trabajando en los buques permitiéndoles salir y regresar a casa para que los relevos necesarios puedan continuar y ser efectuados.
    • Se solicita atención personalizada y estandarizada para ayudar a realizar informes grupales, vigilancia de la salud, desembarco de casos sospechosos y confirmados.
    • Se propone la realización de pruebas efectivas y rápidas del COVID 19 cuando una tripulación reemplaza a otra siempre que sea posible y se permita de acuerdo con las medidas tomadas por el país del puerto/estado del pabellón.
    • Se debe proporcionar el equipo de protección personal (EPP) necesario de acuerdo con la legislación nacional adoptada por el Estado del pabellón según establecen las Directivas 92/29 / CEE y (UE) 2017/159.
    • los pescadores tendrán acceso a atención médica a bordo y a tratamiento de emergencia médica, teniendo en cuenta las limitaciones asociadas con el trabajo a bordo buques pesqueros.
    • Algunas medidas, como el distanciamiento social , son difíciles de implementar físicamente a bordo de los buques pesqueros, por lo tanto, las autoridades sanitarias de los Estados miembros en estrecha cooperación con la Comisión Europea deben desarrollar directrices precisas y proporcionar asistencia para implementar las recomendaciones para proteger la salud de los pescadores. y minimizar cualquier riesgo.


    Los interlocutores sociales solicitamos períodos mínimos de servicio, ya que debido a las restricciones tienen que pasar períodos más largos a bordo de los buques que los especificados en el acuerdo de empleo según la legislación nacional aplicable.

    Otro problema al que se enfrentan los pescadores es la actualización de los certificados debido a las restricciones de viaje. Porque muchos pescadores tienen que pasar más tiempo a bordo de lo habitual y no se les permite abandonar el barco. Algunos institutos de capacitación se han cerrado cautelarmente para contener la propagación del virus y, por lo tanto, los pescadores no puedan realizar la capacitación necesaria para una extensión de los certificados, lo que podría llevar a la suspensión de los certificados.

    "Si bien la crisis del COVID-19 tendrá un impacto sin precedentes en todos los niveles, es vital garantizar que la industria pesquera pueda continuar operando adoptando con urgencia las acciones mencionadas anteriormente. Esto garantizará la seguridad de nuestros pescadores y el suministro de alimentos a nuestros mercados".

    La carta completa se puede leer aquí.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.