Prestaciones de copago farmacéutico y nuevas coberturas asitenciales en MUFACE

    Celebrado el Consejo General de MUFACE, con la presencia del secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto Iruin, entre otras cuestiones el punto central del mismo se centro en la adopción de medidas tendentes a equiparar las prestaciones farmacéuticas de los mutualistas, al existente en el sistema de Seguridad Social.

    25/07/2018.
    MUFACE-01.

    MUFACE-01.

    En un análisis inicial sobre las cifras del gasto en farmacia para los mutualistas con respecto al sistema General de Seguridad Social, los datos concluyen que los y las mutualistas están en una situación claramente perjudicial.

    Desde CCOO somos conscientes que una modificación de este calado en el sistema exige una solidaridad intergeneracional, similar al que existe en Seguridad Social, es decir el mayor esfuerzo de copago farmacéuticos mientras eres mutualista activo, para de esta forma compensar los gastos por farmacia para los mutualistas en situación de pasivo (jubilación, incapacidad etc. ).

    Siendo conscientes de que una medida de este calado exige modificaciones normativas que deben abordarse bajo el consenso de las organizaciones sindicales, de las tres mutualidades existentes en el ámbito de las Administraciones Públicas (MUFACE, MUGEJU e IFAS) y del propio gobierno para que esta iniciativa no se desvíe del objetivo central que es la equiparación de las prestaciones farmacéuticas tanto para el colectivo de mutualistas como para beneficiarios de la Seguridad Social.

    Sin necesidad de un análisis de los datos cuantitativos sobre gasto farmacéutico, es evidente que los mutualistas pasivos tienen un mayor gasto farmacéutico que los mutualistas en activo, que se agrava por la disminución de ingresos reales que supone el paso de situación en activo a pasivo para el colectivo de empleados y empleadas públicas incluidas en el régimen de clases pasivas.

    En este sentido desde CCOO hemos propuesto y votado a favor de que un 80% de los fondos destinados a ayudas asistenciales se destinen a sufragar el gasto farmacéutico de los mutualistas pasivos con un menor nivel de ingresos económicos, que se sitúan en torno a 10.301,2 Euros anuales para unidades familiares de un beneficiario a 6.695, 78 Euros para unidades familiares de 4 o más beneficiarios, siendo plenamente conscientes de que en primer lugar esta medida supone un esfuerzo intergeneracional entre los mutualistas en activo en referencia a los mutualistas pasivos.

    En segundo lugar señalar, que esta medida debe ser de carácter transitorio, que es necesario un estudio en profundidad para estudiar las medidas a tomar para garantizar un transito de la situación actual de los mutualistas, a una equiparación con las prestaciones sociales recogidas en el régimen general de la Seguridad Social.

    Entre otros puntos tratados en el Consejo, se ha informado que después del apertura de dos plazos anuales para cambiar de entidad a la que opta el o la mutualista en dos periodos anuales, el sistema de la Salud Nacional sigue siendo la opción con más crecimiento anual respecto al resto de sociedades privadas.

    Siguen los trabajos para la implementación de la receta electrónica, que además de permitir un mayor control del gasto farmacéutico, permitirá una mayor coordinación con el sistema nacional de salud y el consiguiente ahorro de trámites administrativos para los y las mutualistas.

    Por último señalar que se han llegado a acuerdos con las sociedades privadas para nuevas pólizas de seguros para familiares, telemedicina o avanzadas técnicas de reproducción asistida, entre la nuevas prestaciones que mejoran el concierto.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.