CCOO califica de “acuerdo menor”, insuficiente y decepcionante el alcanzado por Correos con Banco Mediolanum

    El sindicato continúa exigiendo un plan estratégico creíble que garantice la viabilidad de Correos y considera que el acuerdo alcanzado entre ambas entidades no cubre las necesidades ni las expectativas que en materia de diversificación bancaria requiere Correos.

    12/02/2018.
    Servicio Postal Universal de Correos

    Servicio Postal Universal de Correos

    Tras dos años sin servicios bancarios, después de la ruptura del anterior acuerdo con Deutsche Bank, CCOO muestra su rechazo ante la falta de implicación del Gobierno para favorecer unos servicios financieros a la altura del resto de operadores postales europeos.

    El bloqueo de la diversificación bancaria y logística, del Plan de Acción aprobado por Correos en julio, y del Convenio, con la constante precarización del empleo, son motivos suficientes para la movilización, anunciada hace semanas por CCOO.

    El pasado 9 de febrero, Banco Mediolanum hacía público, con una nota remitida a los medios de comunicación, el “acuerdo” alcanzado con Correos, que permitirá a los clientes de dicha entidad bancaria realizar determinadas operaciones financieras a través de la Red de Oficinas de Correos (de momento, realizar un ingreso; a partir de marzo, sacar dinero o enviarlo a terceros).

    El acuerdo, cerrado sin haber sido consensuado con las organizaciones sindicales, no se ha explicado a la plantilla ni a las organizaciones sindicales, salvo por una breve nota de carácter interno remitida a última hora del viernes a la red de oficinas de Correos, lo que, a juicio de CCOO, es una clara muestra del total desinterés y la nula consideración de Correos hacia la plantilla y sus representantes.

    Los contenidos del acuerdo conocidos a través de los medios de comunicación han sido calificados por CCOO de claramente insuficientes para Correos en el contexto de riesgo en el que se encuentra. El sindicato considera una ironía un acuerdo de estas limitadas características, que no puede esconder la dejadez del Gobierno hacia la mayor empresa del sector público tras el recorte de 120 millones de euros en la financiación del Servicio Postal Universal, el bloqueo del Plan Estratégico de Correos o la falta de un convenio que frene la desregulación y precarización de las condiciones laborales.

    Tras dos años sin servicios bancarios, lo realmente preocupante para CCOO es que sea el Gobierno el que —con idéntica actitud que con la paquetería— esté empeñado en vetar el crecimiento de Correos y en abocarlo a la inviabilidad, impidiendo la consecución de un acuerdo bancario de alcance realmente estratégico o la trasformación de Correos en operador logístico de referencia, y manteniendo bloqueado un Plan de Acción aprobado por el Consejo de Administración de Correos en julio pasado o un convenio congelado desde 2013 tras años de recorte y desregulación.

    CCOO ha insistido en que lo que Correos requiere es un verdadero plan estratégico y que lo limitado y decepcionante de este acuerdo refleja la falta de implicación del Gobierno con la viabilidad futura de Correos, la falta de atención estratégica a la mayor empresa del sector público de nuestro país y la apuesta por hacer de la precarización laboral la principal arma de competitividad. Lo que para CCOO da cuenta, a su vez, de la necesidad de movilización, anunciada por el sindicato hace unas semanas ante la preocupante situación de Correos y a la que ahora se suma la renuncia, con este acuerdo, a abordar una diversificación bancaria real y de alcance estratégico.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.