CCOO gana por sexta vez consecutiva las Elecciones Sindicales en Correos

    En las elecciones sindicales celebradas el 17 de diciembre, CCOO ha ganado por una amplia mayoría de delegados y votos, mejorando los resultados de 2011. Con un 38% en el personal laboral, un 32% en personal funcionario, y un total de 408 delegados, y con una diferencia de 164 delegados sobre el segundo sindicato y entre 240 y 291 sobre el resto, CCOO se consolida como primera fuerza sindical en el Correo Público desde 1995.

    18/12/2015.

    CCOO anuncia que, con el respaldo nacido de las urnas, se siente legitimado para emplazar al Gobierno que salga de los comicios del 20-D a discutir el futuro de Correos, la defensa del servicio postal público, un proyecto de empresa basado en la diversificación y un nuevo marco de derechos laborales con más y mejor empleo, salario y derechos.

    El 17 de diciembre, cerrado ya el escrutinio a altas horas de la madrugada, CCOO se ha revalidado como primera fuerza sindical en Correos en representación y en número de votos de los más de 50.000 trabajadores, funcionarios y laborales, que componen la plantilla. El sindicato consolida y mejora los resultados obtenidos en las EE.SS. de 2011 obteniendo 408 delegados.
     
    El sindicato alcanza la mayor diferencia de la historia con el segundo sindicato, UGT, al sacarle 164 delegados y casi 20 puntos porcentuales, siendo de 241, 247 y 291 la distancia con CSI·F, SL y CGT. CCOO se hace también con la mayoría sindical en 9 Autonomías, las 2 ciudades autónomas y en 25 provincias en personal funcionario y 34 en personal laboral, así como en la mayoría de las zonas organizativas de la empresa.
     
    CCOO, con la legitimidad democrática que le otorga la mayoría sindical en la mayor empresa pública de país, anuncia que emplazará al nuevo Gobierno que salga de las urnas, a un acuerdo de país que permita un Correos público con garantías para todos los ciudadanos, garantizando su prestación y con financiación suficiente y estable.
     
    Al mismo tiempo, exige un encaje político sin dependencias ni intereses partidistas, que permita sacar a Correos del cajón de la invisibilidad en la que los anteriores gobiernos lo han mantenido en los últimos 20 años y que lo convierta en un claro exponente de lo público, de modernización y diversificación a la altura de los operadores postales europeos, manteniendo su viabilidad.
     
    Para CCOO, la calidad del servicio público sólo es posible con calidad en el empleo, salario y derechos que han de alcanzarse en el marco de un nuevo Convenio y Acuerdo Colectivos porque la precariedad sólo puede llevar a la nefasta prestación del servicio postal público para el ciudadano. 
     

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.