El Parlamento Europeo rechaza por segunda vez el paquete de movilidad

    El 4 de julio, el pleno del Parlamento Europeo rechazó el reglamento sobre tiempos de conducción y descanso de conductores profesionales, así como la normativa específica respecto al desplazamiento y cabotaje, al acceso a la profesión o la implementación del tacógrafo. Este rechazo supone un duro y nuevo varapalo a la Comisión Europea y una momentánea victoria para el movimiento sindical.

    04/07/2018.
    Manifestación en Estrasburgo

    Manifestación en Estrasburgo

    La Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO considera que algunas de las modificaciones propuestas suponían un claro retroceso en los derechos de las y los conductores profesionales, aumentando la flexibilidad, permitiendo los descansos semanales en cabina o introduciendo una variable al permitir opciones diferentes que no pasaban exclusivamente por el descanso en el domicilio del trabajador.

    “A pesar de las importantes modificaciones realizadas en el paquete por la Comisión TRANS, como la inclusión del control en vehículos que realicen transporte internacional de más de 2,4 toneladas de masa máxima autorizada, la no exclusión del transporte de viajeros, o el haber accedido a algunas de las pretensiones sindicales, como mantener los tiempos de conducción y descanso actuales, desde CCOO consideramos que hay numerosas propuestas que defendían en mayor grado la protección del trabajador, las cuales no se han tenido en cuenta al ser rechazadas”.

    “Aun así, esta votación del Parlamento Europeo supone una victoria de la clase trabajadora y el sindicato ante posiciones liberales, la cual, a buen seguro, no hubiera sido posible sin el trabajo realizado por CCOO en coordinación con la ETF (Federación Europea de Transporte), en el ámbito internacional, institucional y sectorial”.

    ¿Y ahora qué? Al rechazar el Parlamento los tres expedientes y devolverlos nuevamente a la Comisión de Transporte, esta deberá analizar los motivos del mismo e iniciar nuevos trabajos en cada uno de los informes que garanticen un mayor consenso, el cual impida un tercer fracaso en el Parlamento.

    Por ello, CCOO anuncia que seguirá insistiendo en sus propuestas ante la Comisión de Transporte y los grupos parlamentarios europeos. Igualmente, continuará “realizando un seguimiento riguroso a la tramitación del paquete de movilidad, tanto en la Comisión como en el Parlamento, intentando impedir que en Europa se dicten normas que supongan avances en el mercado único en detrimento de los derechos sociales y laborales de las personas”.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.