25N, contra la violencia de género

A lo largo del año FSC-CCOO lucha por prevenir la violencia contra las mujeres, sin embargo, hay fechas especiales como la del 25 de noviembre en la que los esfuerzos se duplican. En este caso, la fecha viene precedida de una agudización del machismo, pero también de una fuerte reacción feminista.

Imagen

La apertura parcial de dos nuevos centros penitenciarios, Ceuta y Archidona, dentro del Plan de Amortización de centros, ha agravado notablemente la situación de falta de personal que padecen endémicamente las prisiones españolas. Desde el inicio de la crisis hay numerosas infraestructuras finalizadas y/o en construcción, sin dotación suficiente de personal para ellas.

Imagen

Se eligió como vicepresidente del Comité a José Antonio Herráez, actual secretario general de la Sección Sindical Estatal de Iberia-CCOO.

Imagen

El sindicato exige que se abra un espacio de negociación concreto, claro y con compromisos, para poder avanzar en la recuperación de los derechos arrebatados a tres millones de empleadas y empleados públicos.

Valorarán llevar a cabo movilizaciones los días 17, 18 y 19 de diciembre, coincidiendo con las jornadas de voto en urna que, como parte del proceso electoral al Parlament de Catalunya, se desarrollarán en las diferentes representaciones y consulados en el exterior.

Imagen

Desde el 25 de noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género son un momento para unir esfuerzos y adelantar acciones que contribuyan a terminar el flagelo que representa la violencia contra las mujeres y las niñas alrededor del mundo.

Imagen

La Administración concursal ha iniciado la primera fase de despidos, previstos para diciembre, que finalmente afectará a 469 trabajadores, el 21% de la plantilla. CCOO muestra su rechazo y recuerda que la compra por parte de Correos o de otro operador es posible y viable y ha vuelto demandar la implicación del Gobierno para evitar un cierre que afectaría a más de 2.000 personas.

Más noticias

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Opinión

Renfe

El sindicato denuncia que ambas empresas tienen plantillas envejecidas y tan reducidas que “rozan niveles insostenibles, por lo que se resiente el servicio y la propia seguridad de los trenes”.

Repensar el sindicato

#ReclamacionTemporales

#ReclamacionTemporales

Documentos

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

05.09.2017

CCOO convoca huelga en Adif y Grupo Renfe el 29 de septiembre

El Sector Ferroviario de CCOO ha decidido convocar huelga en Adif y el Grupo Renfe desde las 0:00 horas hasta las 23:00 horas del próximo 29 de septiembre, como medida de presión por la falta de información sobre temas esenciales en la viabilidad y futuro de ambas empresas.

Manuel Nicolás Taguas, secretario general del Sector Ferroviario de CCOO, en respuesta a la pregunta sobre las razones de la huelga, ha manifestado que “al sindicato no le ha quedado otra salida ante el oscurantismo del ministerio y las empresas ferroviarias, Renfe y Adif, en asuntos tan importantes como la definición de las Obligaciones de Servicio Público (financiación pública de servicios de Cercanías y Media Distancia) para 2018, el deterioro de las infraestructuras y el material rodante por falta de mantenimiento, la liberalización en ciernes del transporte de viajeros, así como una falta de previsión ante el escenario de competencia que se avecina”.

Según Taguas, CCOO pretende revertir una tendencia que persiste desde que entró en vigor la Ley del Sector Ferroviario: en 2005 las plantillas de Renfe, Adif y Feve sumaban 32.000 trabajadoras y trabajadores. Hoy entre Renfe, Adif y Adif Alta Velocidad apenas superan los 26.000 trabajadores. Por tanto se han perdido casi 6.000 puestos de trabajo que habrá que recuperar si se quieren mantener los estándares de calidad del ferrocarril en España”.

CCOO plantea la necesidad de recuperar para el sector público múltiples actividades externalizadas que empeoran el servicio, además de servir para precarizar el empleo a través de contratos casi temerarios, en múltiples ocasiones, y exige un plan de ingresos de personal muy por encima de las bajas que se producen en las empresas, es decir, una tasa de reposición muy superior al 100%, que haga innecesaria la política de privatización continua de actividades, una política que atenta contra los intereses de las y los usuarios.

Preguntado por las posibles razones de índole económico, Taguas ha manifestado que, sin ser un motivo expreso de esta convocatoria, CCOO considera intolerable la disminución de poder adquisitivo que, desde el año 2010, han sufrido todas las empleadas y empleados públicos, ya que a finales de 2017 acumularán una pérdida que rondará el 15%. Y plantea que “si España genera la misma riqueza al año que antes de la crisis, con dos millones menos de ocupados y una pérdida de poder adquisitivo tan disparatada de los asalariados, demuestra que ha habido una redistribución injusta de esa riqueza, desplazándose hacia las rentas del capital y no hacia las rentas del trabajo, por lo que ha llegado el momento de recuperar parte de lo perdido con subidas salariales por encima de la inflación”. Continua explicando que “cinco años de congelación y dos años de incrementos exiguos del 1%, muy por debajo de la subida del IPC, para 2016 y 2017, es un sacrificio por parte de los trabajadores y trabajadoras desproporcionado respecto al que han hecho las patronales públicas y privadas del sector.”

Para CCOO, la pervivencia de las empresas públicas ferroviarias, la seguridad del ferrocarril y la calidad del servicio a la ciudadanía, depende de una gestión dirigida al equilibrio territorial ferroviario, la recuperación para lo público de actividades rentables externalizadas, el fomento y mantenimiento de las líneas convencionales de viajeros y el rejuvenecimiento de las plantillas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.